El día en que la lié parda

error-socorrista-provoca-nube-toxicaDejadme que os cuente cómo la lié parda en una piscina, jugando con el cloro de la depuradora. Es una anécdota que, en el momento, no me hizo ni puta gracia, pero ahora que lo pienso, me parece hasta gracioso imaginármela como espectadora.

No. No junté cloro con ácido o, como lo dice nuestra gran amiga –Suzia Eskoria en el Facebook, para todo aquel que quiera encontrarla, y no, no es coña – “cloruro de sodio con ácido clorídrico…” No tuvieron que desalojar la urbanización, y ninguna niña acabó en el médico. La que acabó en el hospital fui yo gracias a mi querido amigo Karma, que, una vez más, debía aburrirse y decidió joderme, ojo, que no digo el día, la semana.

Hace un par de veranos, para variar, trabajaba de socorrista en una de las urbanizaciones de la Avenida de Europa. Estaba ahí al solete, con mis 5 red bulls del día en vena, cuando bajé a rellenar el bidón de cloro.

Para los que nunca han trabajado de socorrista o nunca han tenido que controlar que una piscina se ponga verde, la cosa va básicamente así:

–          Hay un bidón de cloro con muchos tubos tochos que chupan de ahí el cloro y lo meten en la piscina. Este bidón me llegaba a mí por el pecho, para que os hagáis una idea del tamaño.

–          Luego hay dos tipos de garrafas.

o   Garrafas tipo A: azules, con etiqueta en la que pone CLORO, y que son las que, como socorrista, debes usar, únicamente para rellenar el mega bidón cuando se acabe el cloro.

o   Garrafas tipo B: amarillas fosforito, con símbolos de inflamable, de warning, de no-mezcles-el-contenido-de-estas-garrafas-con-el-de-las-otras-o-la-lias-parda.

El caso, que yo bajé a la depuradora, por esa escalerilla que estaba más formada por óxido que por hierro, y, una vez en aquel pequeño, asfixiante y ruidoso agujero, cogí una garrafa de 20 litros de cloro, y empecé a vaciarla en el bidón.

No, ni empezó a salir humo verde, ni a chisporrotear, ni explotó, ni nada de eso (porque soy una buena socorrista y sabía lo que me estaba haciendo). Lo que pasó fue que al depositar de nuevo la garrafa medio llena en el suelo, el líquido rebotó contra el fondo de la garrafa, y una gota saltó directita a mi ojo derecho.

Aquello fue una locura.

Empecé a llorar como si acabara de ver la escena de muerte de Mufasa, me llevé las manos a la cara, empecé a dar vueltas a ciegas. No veía nada, intenté buscar la escalerilla palpando las paredes con un dolor que creía que se me derretía el ojo. Me dolía tanto que no podía abrir el otro.

Llamé a un amigo (lista de mí por llevar pantalón corto y el móvil siempre encima), que vino en cuestión de minutos y me sacó de allí, medio ciega y gritando, y me llevó al médico.

Me había quemado la córnea ¬¬

Me pusieron un parche color carne muy sexy  que hacía que me sudara el párpado cosa mala, y mis amigas estuvieron riéndose de mí una semana. Pero no sólo por el parche, sino porque justo días antes me habían operado de las muelas del juicio. Ya os podéis imaginar el percal. Yo con mis mofletes de Hamtaro y la cara medio morada, y un parche en un ojo.

Sí, Esa semana ligué mucho.

La copa menstrual: el éxito está en la práctica.

Aquí os dejo otra de mis colaboraciones para el estupendo Blog We Loversize ^^ esta vez sólo apto para chicas.

¿Aún nos dejáis la pasta en Tampax? No sabéis nada, chavalitas…

copa-menstrual-opinion

http://weloversize.com/belleza/copa-menstrual-el-exito-esta-en-la-practica-2/

Darme un like o compartirlo y os como los morros!

Películas de noviembre

Noviembre ha sido un mes que ni frío ni calor, y con las películas me ha pasado lo mismo. ¬¬ No ha habido ninguna de las que he visto que haya pensado “Diooooooooos!”

Vale, que sí, que Interstellar ha estao muy bien, pero no salí con esa sensación que denomino “la sensación origen”, que viene a ser, muy currado el nombre por mi parte, la sensación con la que salí de ver Origen. Esa sensación que sólo puedo describir con un “Jaaaaaaaaaaaaaar! Wtf!”

robocopRobocop, una mano pocha pegada a un cerebro: sí, vi Robocop. Me dejé llevar por el hecho de que el prota era el policía rebelde y ecológico de The Killing, que, todo hay que decirlo, sin barba de naúfrago y sin fumar cada 3 minutos pierde el encanto, y resultó que, cumpliendo todo pronóstico, la peli fue un poco caca de vaca. Lo único molón, es ver a Robocop sin el robot-cuerpo, que sólo tiene cabeza, pulmones, y una mano colgandera un poco turbia que no tiene puto sentido.

  • Sí, si…no tienes nada más que hacer y te ape poner algo de fondo mientras hacer otra cosa, o eres un frikazo fan incondicional de Robocop.
  • No, si… tienes cualquier cosa mejor que hacer (lo cual no es muy difícil).

Interstellar, subir el sueldo a los astronautas pero YA: he de empezar diciendo que el moreno de granjero le queda muy bien a mi colegui Mathew, y que vale interstellarque para Dallas Buyers Club le hicieron adelgazar pero…Mathew hijo,
come un poco. La peli, bien, buena, interesante y aunque dura tres horas no te aburres. Pero ojo, porque por lo que vi en mi muro de Facebook hay mucha gente que discrepa y que se quedó friten en el asiento. Mi conclusión tras la película es que hay  pagar más a los astronautas. Pasé por momentos de verdadera angustia viendo la película (aunque creo que es algo que tengo yo con los astronautas, porque también me pasó con Gravity).

  • Sí, si…te mola la ciencia (muy) ficción. Ah, y si te mola Mathew también, es el prota protagonísimo.
  • No, si… eres de los que (como mi chico), se va a enfadar cuando la cosa se torna un poco fantástica.

ganasTengo ganas de ti, o cuando dos pibones se enrollan: lo primero de todo ,quiero aclarar que me tragué esta mierder de película porque la echaron en A3 y como no la había visto, y Mario Casas está de buen ver, pues decidí tragármela. Maldita la hora, porque acabé con complejo de frígida (Clara Lago va del pibón promiscuo y bohemio que todo tío querría tener a su lado) y cara de tonta al ver que los dos buenorros acaban juntos comiendo perdices. La historia es absolutamente absurder, aunque está entretenidilla, y verás unos cuantos morreos y el culo de Clara Lago y de Mario Casas, muy feos los dos.

  • Si, si… eres adolescente, te gustan las pelis de amor, o te aburres mucho.
  • No, si…esperas ver una historia de amor de las buenas de verdad rollo Jeux d´enfants. Olvídate.

Alta fidelidad, acabarás odiando a John Cusack: dueño de una tienda de discos, cuenta cómo sus novias le han ido dejando a lo largo de su vida, fidelidady no me extraña, porque…menudo repelente. El caso, la peli está plagada de menciones a grupos de rock que sólo conocerás si eres un melómano de los frikis (bueno, hay un momento en el que hablan de Green Day), y es bastante coñazo.

  • Sí, si…eres un friki del rock o si quieres ver a la doble de Uma Thurman con flequillo vasco .
  • No, si… no quieres morir.

boyhoodBoyhood, una película cuanto menos curiosa: mi chico se quedó frito, y tuve que terminarla yo sola al día siguiente. Vamos, que no es una peli para todos los públicos. No tiene argumento concreto, ni grandes proezas ni giros narrativos. Es, sin más, la vida de un chaval normal excesivamente tímido de EEUU, su madre, empeñada en enamorarse de alcohólicos, y su hermana, una tía mu rara. A lo mejor si el protagonista hablara un poco más o actuara un poco mejor la peli lo hubiera petado (más), pero es el tío más soso sobre la faz de la tierra. El caso es que es bonita, al final de la película te choca el hecho de haber visto a esas mismas personas 12 años atrás.

  • Sí, si…te va el cine indie y estás dispuesto a ver algo que no tiene mucha chicha, pero que es…extraño.
  • No, si…quieres una peli con historia, tiros, risas, o intriga. Una peli normal, vaya.

Retratos de una obsesión, mi querio Robin da miedito: he inaugurado la retratostemporada Robin Williams, y he de decir que es la primera vez que mi querido ídolo me da yuyu (que no pena, ya que su mirada siempre me ha parecido triste).  Peli de intriga sin mucho aquel en la que un Robin Williams medio albino acosa a una familia. En realidad da mucha penita. No puedo ser objetiva con esta película, sé que es una mierda, pero amo a Robin y siempre diré cosas buenas de sus rodajes.

  • Sí, si…te gusta Robin Williams.
  • No, si…buscas algo más.

sirenitaLa sirenita, volviendo a la infancia: sí, lo confieso. El sábado por la mañana me vi La Sirenita. Y es que mi hermana me ha regalado todas las pelis de Pixar y Disney en un disco duro, no pude resistirme a ese acento Chipegüino que me traslada a mi infancia y que me hace querer volver a tener 5 años. ¿Qué voy a deciros de La Sirenita? Sólo que me he dado cuenta de que sus ojos son muy manga, y de que Tritón está bastante cachas (vaya, vaya).

  • Sí, si…has tenido una infancia Disney.
  • No, si…eres un ser vil y despiadado sin alma.

Los Juegos del Hambre, Sinsajo parte 1, cómo ser un avaricias y dividir una peli en sinsajodos con tal de sacar cuartos: Sinsajo 1  no está mal. Los trajes son muy molones, y hay maromos guapetes alrededor de Katniss todo el rato. Pero tampoco es para lanzar cohetes, y que hayan cogido la manía por costumbre de dividir finales de sagas en dos partes me parece de coña. A lo mejor si Jennifer Lawrence no me gustara no me hubiera molado nada la peli, aunque el reparto es bastante cojonuti, con la mujer de Saul Berenson y otros cuantos coleguis de mis series favoritas en escena.

  • Sí, si…te has leído los libros, te fijas en detalles como el vestuario, o si tienes novia y te arrastra al cine como hice yo con el pobre Jorge, que se quedó dormido un par de veces. También vale para aquellos que quieran echar un pinchito y lleven a la chica en cuestión al cine.
  • No, si…no quieres ver otra saga noña para chicas, tampoco tienes necesidad.

Microartículo Blog Garam Masala

cropped-garam-fondo5Hoy han publicado un microartículo que escribí para el blog Garam Masala, un blog cosmopolita e internacional donde los haya, donde todo el mundo puede publicar su barrera personal, una iniciativa muy interesante pero sobre todo, muy humana.

¡Gracias a Sara Peli por haberme dejado participar en ella!

https://gmasala.wordpress.com/2014/12/04/sobre-barreras-y-limites-045-la-barrera-de-la-juventud-espanola/

¿Y tú? ¿Cuál es tu barrera?