Lunes infame

beerNormalmente los lunes son días duros, pero hoy está siendo uno de esos lunes infames en los que tu cuello ha decidido que no puede soportar el peso de tu cabeza y la estampa contra la luna del autobús una y otra vez. En libro se me ha resbalado de las rodillas, me he quedado traspuesta dos o tres veces en la parada…

Madre mía, si es que ya no estoy para trotes de quinceañera, que hay que trabajar y ser responsable leñe. Aún así, me empeño en livin´la vida loca, y así me pasa.

No es culpa mía, todo hay que decirlo. Es culpa de la gente, que me engatusa, me lía, me tiennnnnnnnta.

Total, que el finde no he parao.

Entre “la cervecita” del viernes, que acabó a las 5 de la mañana en una gruta infestada de  modernos, comiéndome un panino y haciendo eses de camino a casa de la fotógrafa lianta number guan, que, al día siguiente, tenía que hacerme a mí y a mi amiguita unas fotos nudistas.

Resaca mortal a las once de la mañana haciendo poses estrambóticas en bolas, mientras contaba anécdotas campamentiles sobre caca y niños locos(a ver si os cuento alguna otra uno de estos días), cruzamos el límite de la amistad. Qué buenas amigas somos.

Total, que llegué a mi casa a las 14.15, y me escribe la colega que me recogía para irnos a la Fiesta de 25 aniversario de mi campamento un sms “Luci, llego en 10 minutos”. MIERRRRRRRRRRRDA, cámbiate, lávate los dientes, coge la mochila, el menú del burger (Sí, iba a una BBQ pero no había cenado nada el día anterior y me comía por dentro), y sal disparada a la calle.

La BBQ fue muy clave: comida, cervezas por un tubo, tartas de queso, horas y horas con música y focos en el jardín. Hasta que empezó a diluviar y, qué remedio, acabamos pegando berridos en el sótano a ritmo de karaoke chicos contra chicas (ojo, con proyector), al ritmo de las Spice Girls y Andy y Lucas. Vaya style.

Afónica y medio inconsciente por el cansancio me fui a casa a las 5 de la mañana, para dormir un poco, que al día siguiente había quedado para pasar la tarde con mi amado, e improvisar una cena que me quedó muy bien. Vimos una peli, y, a las 00.00 de ayer, creía que mi cuerpo se caía a trocitos.

Hoy es Lunes infame, día en que mi cabeza golpea del sueño la luna del autobús 657.

Y  ya estoy pensando en irme de cervezas mañana.

Anuncios

Un fin de semana para recordar

Ai qué felicidad.

Este finde ha sido taaaaaaaaaan guay! He hecho taaaaaaantas cosas, y el Karma se ha portado taaaaaaaaan bien! (Que no me lo creo ¬¬ fijo que algo malo malísimo está apuntito de arrollarme).

No olvidemos que partimos de la base de que pasé la semana sola en casa (lanzando aspirinas con el tirachinas).

Bien, pues después de mi aventura surfera, el viernes fue noche de fútbol y miles de tipos de hummus (vale, 3), y….¡Ganó el Atleti! Mira que me pasé todo el partido desconfiando de Moyá, nuestro nuevo portero Hipster, pero al final…¡Golasso!

Tras esa noche, en la que dormí en modo piedra (cómo sólo se puede dormir si intentas ver un capítulo de “Vikings” a la una de la mañana), llegaron el sábado y el domingo, con comida Africana muy barata y muy rica, una sesión de Mountain Bike que me ha dejado el hueso del chichi que parece que me lo han taladrado, piscinita rica, “Fantástico Mr. Fox”, jugar a las palas en Decathlon…

Seguro que hoy estrenando mis mancuernas (sí, estoy a topísimo), me rompo una muñeca o algo.

Cruzad los dedos.

Grasia.

Day Off: desayuno en la cama y prostitutas online.

Viernes.

Dios.

Por fin.

Y no porque eso signifique que mañana sea sábado, no, sino porque hoy es viernes. Y es mi día libre.

He dormido hasta reventar la cama, porque no sé qué me pasa que esta semana estaba como arrastrándome por las esquinas.

¿Y qué hace una en su mañana libre?

¡Pues echar currículums! ¡Claaaaro que sí! ¬¬

La mejor oferta de la mañana, sin duda, ha sido una de redactor freelance de contenidos para adultos. Vamos, anuncios de prostitución (el correo para enviar el curri era no sé qué scort) de esos que te asaltan cuando quieres ver un capítulo de tu serie favorita en series.ly.

Hablando de anuncios de prostitución, no puedo dejar de contaros, el mejor anuncio de este tipo que he visto yo jamás en la vida, ever. No os penséis que normalmente miro estos anuncios muy al detalle, porque lo que quieres en ese momento es que pasen los dichosos 15 segundos para poder poner el vídeo antes de que alguien de tu familia entre y piense que quieres “follar con maduritas”, o cosas de estas tan guays que nos proponen estos queridos banners, pero es que, este anuncio en particular, me dejó sin aliento.

Tanto, que le hice una foto y se la mandé por Whatsapp a mis amigos (no, si no recibisteis una foto de un anuncio porno por mi parte, quiere decir que no os tengo estima. jajaja. Es broma, os quiero mucho).

El caso, el anuncio decía así:

¿Quieres follar? ¡Entra aquí, tu mujer no se enterará!

¡Sin registros!

¡Sin movidas!

¡Sin mierdas!

Ahora decidme que no es el mejor anuncio polno que habéis visto jamás de los jamases. JAJAJAJA es que me río sola os lo juro.

En fin, y eso es todo lo que tengo que contar hoy, aparte de que ayer fue un día de reencuentros de esos del cole que te hacen muchísima gracia, y que hoy voy a ir al conciertazo de DeOtraManera, que bueno, sólo me sé 5 canciones, pero pretendo subir al escenario con un I ❤ SAUL pintado en la frente, y hacer algún espontáneo jajaja.

PD: Que tengáis un buen viernes chavules.

PPD: Saúl, si lees esto, no me hagas subir al escenario, por favor.